Los modelos estáticos representan objetos. En ellos se interpreta la realidad en un instante concreto, como resultado de procesos que no intervienen en la modelización. Estos modelos involucran la aplicación de una única ecuación.

Los modelos dinámicos representan procesos que relacionan objetos entre sí. Simulan los mecanismos de cambio y puede estudiarse la sucesión temporal (por ejemplo: la simulación de un incendio forestal o la simulación de la difusión de un contaminante).

Descomposición de un modelo dinámico


Un modelo se compone de partes e interrelaciones
  • las partes representan los elementos o unidades funcionales
  • las relaciones definen las transiciones entre las partes y los cambios de estado

La calidad y utilidad de un modelo depende de varios factores:
  • una buena identificación de las partes o elementos importantes
  • una buena definición de los mismos en el lenguaje del modelo
  • una adecuada descripción de las relaciones entre las partes
  • la posibilidad de comprobar los resultados mediante verificación experimental: el error cometido debe ser conocid

Ejemplo modelo dinámico


La evolución de una población P puede describirse mediante modelos dinámicos simples:

Modelo exponencial:

N(t+1) = N(t) · exp[b(N) - d(N)]

donde N(t) es la población en el tiempo t

las tasas de nacimientos b y defunciones d pueden depender o no del tamaño de la población N:

B(N) = l · N(t)
D(N) = h · N(t)

Ejemplo modelo estático


  • E = m c^2 (materia en energía)
  • Costo para cantidad de camas reservadas (en un hospital)
  • Un mapa topográfico representa el relieve en un momento determinado; los procesos geológicos que lo generaron no se modelan, sólo se modela el resultado